Exposición a la derecha, problemas

La exposición a la erecha consiste en emplear el histograma directo de cámara para decidir los ajustes de exposición. Consiste en exponer de manera que el histograma toque el lado derecho de la gráfica pero sin amontonarse ahí. Con esto conseguimos que los tonos claros estén al borde de la sobreexposición pero sin entrar en ella.
Teóricamente lo que hacemos es acumular los tonos en la parte alta del registro numérico de manera que les correspondan más números, por tanto más niveles diferenciables y por tanto mas detalle con menos riesgo de posterización.

Lo explico: vamos a suponer que tomamaos una foto con una profundidad de 8 bits, osea que cada número se escribe en base dos con ocho cifras, esto nos permite contar desde 0 hasta 255. Se supone que el sensor es lineal con la iluminación, pero el ojo no. Los tonos los diferenciamos en “pasos” que es una cantidad de iluminación, exposición o brillo 2:1 o 1:2. Es decir, si un tono refleja el doble de luz que otro decimos que es un paso más claro. Ahora viene la teoría que da lugar a la exposición a la derecha: el blanco más blanco de todos los blancos, y que no registra tono porque se asignaría al blanco del papel sería el 255. Un paso menos sería 128, un paso menos 64. Es decir:

Paso 1: 129 a 255. Tonos muy claros.
Paso 2: 64 a 128. Tonos medios y claros.
Paso 3: 32 a 63. Tonos oscuros.
Paso 4: 16 a 31.
Paso 5: 8 a 15.
Paso 6: 4 a 7.
Paso 7: 2 a 3.
Paso 8: 1 a 1. Negros.

Como se ve, los tonos claros, el último paso de visión, que corresponde con los blancos y los blancos con detalle, reciben 128 números, mientras que las sombras solo tienen 2 números. La iea es sobreexponer todo lo posible para que los tonos cojan los números altos y así hacer que las sombras en vez de usar 3 o 4 números poder usar muchos más. Piensa que dada número es un tono, un nivel de tonos.

Así que la idea es pegar el histograma a la derecha de la gráfica pero sin que se superpongan los niveles, osea, aumentar la exposición hasta que el gráfico toque el extremo derecho. Ojo, que lo toque. Posteriromente, en la etapa de revelado bajamos la exposición para que el histograma adopte la forma de los tonos que le corresponde a la foto.

Muy bonito, pero es mentira.
Primero, el sensor puede que sea lineal, pero la conversión analogico digital no tiene por qué serlo. Es decir, que al digitalizar la señal eléctrica que produce el sensor el conversor analógico digital puede que no haga la relación tonos-números como he descrito anteriormente.
Segundo, si hacemos como normalmente hace la gente, que mira el histograma en el visor de la cámara, lo que está viendo es el que corresponde al revelado que hace la cámara. Como dicen algunos, lo que vemos es el histograma del jpg que revela la cámara, no el que tiene el raw. Esto segundo se soluciona tirando con cámara atada: conectamos la cámara a un ordenador corriendo capture one y hacemos caso del histograma del programa de revelado, no el de la cámara. Este método es la única manera de fiarnos de la exposición a la derecha.

Pero hay un tercer problema, que es el efecto del equilibrio de grises.
El equilibrio de grises no es lo mismo que el equilibrio de blancos. El equilibrio de grises no tiene nada que ver con la temperatura de color (que es el equilibrio de blancos). El equilibrio de grises es una de las decisiones que se han adoptado de manera general en el procesado y toma de una fotografía digital y consiste en que los tonos neutros están codificados con la misma cantidad de rojo, verde y azul.

En realidad la luz blanca no tiene la misma cantidad de rojo, verde y azul, hay mucho verde, poco rojo y muy poco azul, sin embargo un tono neutro se codifica con el mismo número para cada uno de los tres canales de color.
Esto hace que cuando nos alejamos de los tonos medios, hacia las luces o las sombras, los tres canales van diferenciandose numéricamente cada vez menos, y por tanto los colores de luces y los de sombras cada vez están menos saturados. Acuerdate de que la saturación es lo poco mezclado que esté un color con blanco. entonces de los tres canales, toda la cantidad común a los tres números cuenta como luz de color neutro y por tanto su efecto es desaturar el color. Es decir, un color como por ejemplo 200, 100, 150 (rojo, verde y azul) tiene una base común que es el menor de los tres valores, osea 100. Por tanto podríamos escribirlo como: luz neutra de 100, rojo 100, verde 0, azul 50.

Luego al acercarnos a los extremos modificamos el color. Es decir: en digital no podemos obtener ni colores puros muy luminosos ni muy oscuros. Ya que sencillamente 255, 250, 250 sería un rojo (255) con un nivel de luz neutra de 250 y por tanto solo 5 de rojo, lo cual da un rojo muy poco saturado además de haber distorsionado el color en su matiz.

Es decir:
1) No puedes fiarte del derecheo con el histograma en la pantalla de tu cámara, tienes que hacerlo sobre el histograma del raw.
2) Aunque el derecheo disminuya la posterización distorsiona los colores de las luces y las sombras.

Esto lo descubrí con esta foto que viene ahora. Se trata de una caja de registro de un sistema antiincendios de una instalación industrial. La caja estaba en el exterior, bajo un sol veraniego.

Foto expuesta con el fotómetro de la cámara.

Pero al exponerla a la derecha me salió esta foto:

El mismo rojo que antes pero expuesto a la derecha.

¿Qué ha pasado?

Vamos a ver los histogramas por canales:

Histograma de la exposición con el fotómetro de cámara.

En la imagen del histograma con el fotómetro de la cámara vemos el rojo en la parte de las primeras luces y el azul y verde en la sombras profundas, el resultado es un rojo oscuro, el que tenía el objeto original.

Ahora vamos a ver el histograma derecheado que distorsionó el rojo a un amarillo.

Histograma a la derecha

Al derechear he empujado el hisograma hasta tocar el lado derecho. El rojo prácticamente ha desaparecido al confundirse con el verde. La mezcla de colores en el procesado ha cambiado y el resultado ha sido un amarillo en las luces.

Es decir, derechar distorsiona los colores.
¿Quieres respetar los colores o no te importan que se distorsionen?

¡Pues deja de derechear!

El primer artículo que se publicó en España sobre este tema lo escribí yo, en enero de 2005 en la revista “La fotografía digital”. Es curioso porque en aquel momento yo era un forofo del método. Por lo visto mucha gente leyó el artículo pero no leyeron cuando un año después me retracté de todo lo dicho allí.

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s