Como crear una clave alta

Y ahora vamos a explicar como se hace una clave alta.
La clave alta consiste en una imagen en la que predominan los tonos muy claros y tiene algunos vestigios de tonos muy oscuros. Pequeñas manchas negras dentro de una gran mancha blanca.

Primero se tiene un fondo y entorno blanco. Rodeamos la figura con los focos de manera que la luz caiga de todas las direcciones. No conviene colocar los focos frontalmente a la figura a no ser que la hayamos colocado en el interior de un entorno muy blanco, por ejemplo paneles blancos o esticos. Que la foto final tenga tonos planos no significa que la luz haya de ser plana, ese es un error bastante común.
Otra manera consiste en rebotar varios focos al techo y añadir alguna softbox o paraguas translúcido para que el exceso de iluminación horizontal que cae del techo pueda compensarse con la iluminación vertical proporcionada por este foco.

Una vez rodeada la figura nos aseguramos, midiendo con un fotómetro la iluminación que cae en la escena desde todas las direcciones. Esto es, nos colocamos dentro de la escena y medimos con la calota colocada hacia la cámara, a 45º a la derecha, 45º a la izquierda y a 90º en las dos direcciones. Medir con la calota puesta y desde la escena es lo que en los libros antiguos llamaban “medición incidente”. Esta forma de medir en rededor de la figura es una variante de la medición cilíndrica de iluminación.

Una vez que hayamos corregido la potencia de los focos hasta asegurarnos de que en todas las direcciones de medición la exposición no varía en más de 1/10 de paso ajustamos la cámara entre medio y un paso más abierto que el diafragma que hemos medido. Como es natural primero decidimos el diafragma con que queremos trabajar y despues ajustamos los focos para que nos lo de, y no al contrario, encender los focos y a ver con qué nos encontramos.

Por último hacemos la foto.

Durante el revelado vigilamos que no tengamos luces especulares, aunque si están colocadas en lugares que no molesten no hay que hacerles más caso. Quizá convenga bajar un poco las sombras si se nos han levantado con algo de velo debido a luz parásita que ha llegado hasta el objetivo.

La clave alta se crea en la escena con la iluminación, tratar de conseguirla en revelado solo demuestra una mala praxis en estudio.

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en cámara, exposición, Gama tonal, iluminación, luz de entorno y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s