El filtro polarizador

La polarizacion es uno de esos conceptos que más difícil se me ha hecho comprender. Nunca me ha parecido una buena ilustración esa de la línea sinusoidal ahora para arriba, ahora de lado, no me explican el asunto, porque lo que sugiere es un movimiento en olitas, como si el fotón avanzara subiendo y bajando.

Mi explicación personal era la de considerar el fotón como una partícula plana, como una lenteja y no como un chícharo. La polarización, así la veo como el giro de la lenteja en su movimiento rectilineo.

Bueno, en esta foto veo lo que pasa cuando pongo un polarizador. Como puede apreciarse, allí donde no hay polarizador el cielo está con un tono de celeste que resulta mucho más saturado donde si está el polarizador.

Efecto de un filtro polarizador sobre el cielo

Para que el efecto sea mas acusado:

Mejor tener el sol alineado con los hombros que delante o detrás. Osea, que nos pegue en la mejilla.

El cielo se satura como una  cúpula sobre nuestras cabezas. Cuanto más temprano y bajo esté el sol, más grande es la cúpula, más bajo llega. Cuanto más tarde y alto esté el sol, menos extensión tiene la cúpula azul, que se reduce hacia arriba.

Naturalmente el filtro hay que girarlo dentro de su anilla para que de el máximo efecto.

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en cámara, exposición, iluminación, Polarizador. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s