Aclarar el contraste

Un reflector es un cacharro que rebota la luz. Añade luz sin falsear mucho la escena. Aquí Noelia está en un interior con una gran gran gran abertura al exterior (Puerta de Navarra de la Plaza de España de Sevilla). Del interior le reverbera poca luz con lo que el lado que da hacia afuera es mucho más claro que el de dentro.

Al colocar un reflector lastolite ( el redondo grande de metro veinte o así) a la izquierda de Noelia, la luz de la calle reflejada por él aclara el lado oscuro. El reflector tiene colocada la tela plateada, que es la que más potencia ofrece.

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en iluminación, luz día, reflector. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s