La luz base (respuesta a una pregunta)

(Esta es la contestación a una consulta privada en “ojo digital” sobre a qué me refería cuando, en una conversación de ese sitio, yo hablaba de “la base”)

La base es la luz base, claro. Una iluminación se crea con dos luces. La primera es una “base” que da el mismo diafragma en toda la escena. A esta luz base le superpones un foco “principal” con el que regulas el contraste de la escena y creas el modelado de las figuras. Hay tres maneras de poner una luz base: como una batería de focos justo frente a la escena (que usas en estudios pequeños, con fondos pequeños y planos), una base envolvente creada con varios focos que rodean la escena y por último una base por techo radiante, que a su vez hay tres maneras de hacerla: colgando focos cuya luz cae desde arriba sobre toda la escena, colocando un filtro difusor en el techo y los focos por encima de él o rebotando la luz en el techo.
Cuando pones la luz principal, que se superpone a esta base, apuntas a la cara de quien retratas y hay tres posiciones: tu tienes tu cámara de manera que más o menos ves un lado del rostro más que el otro, esto es, no tienes la cámara exáctamente enfrente de la cara. Bueno pues la luz principal puede caer de tres maneras: cis, trans y orto. Osea, cis del mismo lado de la nariz que está la cámara, que también se llama “iluminación en tres cuartos ancha”, trans es cuando la luz cae sobre la cara por el otro lado de la nariz del que está la cámara (que también se llama “tres cuartos estrecha”) y orto, que es cuando el foco principal está justo enfrente de la cara.
En este caso me encuentro siempre con que mis alumnos tienen un problema: si hacesuna base en batería, es decir, unos cuantos focos (por ejempo uno solo) enfrente del fondo y dando luz “plana” (osea en batería), cuando pones la luz principal orto (la frontal) resulta que los dos focos, el base y la principal, están en el mismo sitio… ¿Como se hace? Pues se usa para el foco base uno que tenga mucha cobertura, por ejemplo un paraguas o una softbox bien grande y para la luz principal un foco que tenga menos cobertura (una beauty dish, un paraguas más pequeño, una softbox más pequeña, una parábola) y pones ese foco encima del foco que hace de base.

Lo de ensanchar y alargar: piensa en como funciona el ojo, si dibujas dos cuadrados en el papel al mismo tamaño y uno lo pintas de blanco y otro de negro, el blanco parece más grande que el negro. Bueno, pues eso lo haces con la luz tambien. Cuando iluminas una figura, la parte más clara, donde cae más luz se ve más grande de lo que es.
Vale, ahora piensa en una cabeza. Imagina un reloj horizontal en su cuello, que la cebeza está en el centro y que la nariz apunta a las seis de ese reloj, la nuca son las doce, la oreja izquierda las tres y la oreja derecha las nueve. Vale, tu te pones “de tres cuartos” por ejemplo, a las siete o las ocho y apuntas con tu cámara. Puedes poner el foco principal del mismo lado que tu estás (entre las 6 y las 9) o del otro lado (entre las 3 y las 6). La cuestión es que el foco ilumina más un lado de la cara que el otro. Así que el lado sobre el que caiga más luz se verá más grande. Si tu estás a las 7 y el foco también a las 7 la luz cae sobre la mejilla que más se ve. Esto es una iluminacion “cis” o “ancha”. Vale, entonces el “lado de acá” de la cara se ve más grande “que el lado de allá”. Si la persona tiene una cara ancha, redonda, el resultado es que acentúas su redondez, al ver más grande el lado de aquí que el de allí. Pero si la persona tiene las facciones alargadas, la luz del mismo lado que la cámara le “compensa” la cara y la hace más grande. Por tanto, la luz ancha es la apropiada para las caras “estrechas” porque las compensa y es totalmente nefasta para las personas con la cara redonda porque las hincha.
Al contrario es lo que sucede cuando la luz es “estrecha”. Por ejemplo, cámara las 7 y luz a las 4. La luz cae sobre el lado de la cara que tu menos ves desde tu cámara dejado “este lado de aquí” que es del que ves más superficie, más oscuro. ¿El resultado? Que el lado de la cara “más allá de la nariz” como está más iluminado tiende a verse más grande que que cuando está iluminado por igual. Esto hace que aquel lado, que es “estrecho” se vea más “largo”. Por tanto, si quien retratas tiene la cara alargada, al usar esta luz (que es la luz trans, o “estrecha”) resulta que se la alargas más. Pero si pones a una persona con la cara ancha y redonda, la luz “estrecha” (la de aquél lado de la nariz) la alarga, compensando su redondez. ¿El resultado? Sacas mejor, mas favorecida a las personas con la cara redonda y menos a las de la cara larga.

Es decir:
Luz ancha: mejora las caras alargadas y empeora las redondas.
Luz estrecha: mejora las caras redondas y empeora las caras alargadas.

Por eso no me gustan los libros ni las webs ni los cursos “de esquemas de luces”, porque la luz hay que ponerla según o que quieras obtener. La luz debe adaptarse a lo que quieres hacer. Partes de la figura y pones la luz que conviene. No al contrario: partes de un esquema de luz y se lo colocas le venga bien o no a la escena.

Eso es todo.
Y no hay nada que perdonar.

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s