Objetivo descentrable en paisaje

Yo pensaba que el descentrable solo tenía una aplicación práctica en arquitectura, pero hoy me ha pasado esto y quería enseñarlo: Domingo 5 de diciembre, vamos para el circuito de velocidad de Jerez para el curso de fotoperiodismo de deportivo de motor que organiza la Universidad de Cádiz este año. Amenaza lluvia. En el cielo se va formando un arcoiris. Cuando bajamos en el paddock del circuito el arcoiris se ha convertido en doble y abarca un arco casi completo. Lo miro, no cabe en mi 24mm, es la primera vez que pienso que debería haber gastado esos doscientos euros de diferencia que había entre éste objetivo y el 17mm… Así que no puedo mostrar el arcoiris completo…

Primero hago una foto en la que tengo que inclinar la cámara. Meto el cuadrante superior del arco en cuadro, pero me fugan las verticales de las torres de ilumianción:

Arcoiris con la cámara inclinada

Al descentrar el objetivo, bajo el cielo y lo meto en cuadro. Resulta más conveniento que subirme a una escalera que no existe para ganar altura. Además, el viento casi me tira de la torre de prensa en cuya escalinata estaba unos minutos antes.

Esta es la foto con el objetivo descentrado. Al mantener la cámara recta, con el respaldo perpendicular al suelo horizontal, las verticales, como las de las farolas, no fugan.

Foto con la cámara recta, donde las farola ya no fugan

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s