Verso y reverso

Me gustan las hojas. Me gustan las hojas porque cuando se ponen al trasluz se muestran totalmente distintas a como lo hacen cuando se ven desde delante. La luz desde detrás da vida propia, es como si la planta iluminara al su alrededor, es un canto tan diferente del que entorna cuando se limita a reflejar la luz. Así era el Drácula del Savater de las “Críaturas del aire”: un ser luminoso que irradia, y no una planta opaca que absorbe.

Reverso: la hoja luminosa

Verso, la hoja opaca

¿A que no tienen nada que ver? Pues es la misma hoja.

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s