El desnudo femenino, ropa mojada

La idea de la tela mojada es del arte griego del siglo IV. Por entonces desnudar a una mujer era indecoroso, a un hombre si, eso siempre, pero en la mujer no estaba bien visto. De hecho hasta el siglo XVIII no se admitión el desnudo femenino como representación de la belleza. Este cometido lo había desempeñado hasta entonces el desnudo masculino. A partir de entonces quedaron codificados los significados actuales: el cuerpo femenino para representar la belleza, el masculino para el caracter. Desnudos femeninos como los de Mappelthorpe precisamente tratan de invertir esta lectura y cuando trabaja el cuerpo de la mujer lo hace para hablar del caracter.

El desnudo tiene tres extremos que son el retrato, forma y deseo. Cualquier foto es un punto del triángulo que se forma con esos tres vértices.

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s