Como medir, 1.

Medir no sirve para saber el diafragma que hay que usar, sino para conocer la iluminación de la escena.
El histograma, que queires que te diga. Sera una cosa la mar de mona, pero como que no. Que no me vale. Que solo sirve para ver lo que ya has hecho, la exposición pero a toro pasado. Y ni eso, porque no da una información fidedigna de lo que está pasando en la foto, sino una información bastante manipulada que mezcla los canales y piensa que las fotos solo sirven para verla en el televisor. Pero sobre todo, el histograma no te permite saber lo más importante, que es cómo está iluminada la escena.
A mi me importa tres pitos el diafragma que mi cámara diga que tengo que usar, lo que si me importa es qué luz tengo. Una vez que se qué como está iluminada entonces escojo el diafragma. Los escojo yo, no la cámara.

Las medidas que hago son estas:
Primero, la luz de relleno, que no me gusta decir de relleno, sino la luz base, porque forma los cimientos sobre los que se construye una foto. La luz base se mide con todos los foco encendidos, no solo uno.

Después, mido la luz principal.

Y para terminar, mido en la dirección de la cámara.

Las dos primeras medidas me dicen cómo está iluminada la escena. Me dicen si mi cámara va a tener latitud suficiente para colocar todos los tonos o si voy a tener que sacrificar alguna de las partes de la escala tonal. Me ayudan a ajustar la potencia de mis focos cuando uso flashes de estudio (aunque de eso deberíamos hablar otro día en otro sitio). El histograma, o el fotómetro de la cámara es incapaz de hacer estas cosas.
La tercera medida me da una idea de qué diafragma podría emplear para trabajar. Pero lo importante es que este NO es el que uso. Sería el recomendable, pero siempre tengo en cuenta los extremos de sombra y luces que me han salido en las otras dos mediciones. Para esocoger el diafragma en realidad tengo en cuenta la latitud de mi cámara que se que viene a ser, de forma general, de un paso y medio hacia las luces cuando tiro en jpg y dos pasos cuando lo hago en raw. De manera que procuro que la parte más clara, donde da la luz principal, no esté a más de estas cantidades de donde coloco el diafragma de la cámara.
Pero estas tres medidas no son las únicas. Hay al menos otras cuatro interesantes que son:
El modelado Vertical Horizontal, que me dice si la cara que retrato va a tener un buen volumen, o si va a salir plana y se mide con el fotómetro hacia delante y hacia arriba.
El contraste enfrentado, que consiste en medir la luz que cae sobre cada mejilla y que me dice, no la luz que llega desde la cámara, sino la lateral.
Otra medición es la del factor de luz ambiente que consiste en medir con el difusor plano y con la calota esférica y me dice en qué grado la luz que llega a la modelo viene de la ventana y én qué grado viene rebotada por las paredes y el techo (el entorno).

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en estudio, iluminación, medición, retrato. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s