Con película era más fácil

Con la película era más fácil. Solo había dos tipos, para luz día y para tungsteno. Mi cámara digital tiene… ¿Ocho ajustes para la temperatura de color?.
La primera foto es: obviamente luz día con la cámara ajustada para luz día. No recuerdo cual. Una de esas luces día que puede que sean con sol, nublado, debajo de una tapia, o con flash. Yo que se. El caso es que las cosas salen más o menos con sus colores.

Pero si ajusto la cámara para luz de tungsteno entonces me pasa esto:

azul, y no me llamo Kieslowsky. La luz de tungsteno tiene muchos rojos y pocos azules, así que la película tiñe la luz de este color para suplir su falta. El resultado, que a la luz del sol tengo demasiado azul y los colores están falseados.

Acerca de pacorosso

Romano provincial de la Bética. Fotógrafo y lector de luces.
Esta entrada fue publicada en cámara, configuración, exposición, iluminación, iluminación natural, luz día, Santa Justa, Sevilla. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s