Las tres perspectivas

La fotografía de arquitectura no es una especialidad que surja así, sola, aislada del resto del mundo. La fotografía de arquitectura es parte de todo un género que es la ilustración arquitectónica. En la ilustración arquitectónica, el dibujante se planta delante del papel con tres posibilidades que llaman perspectiva de un punto, de dos puntos y de tres puntos. La llaman así porque el dibujo comienza trazando una horizontal, que es el horizonte, sobre el que se plantan un punto de fuga en el centro (perspectiva de un punto, central, a la italiana), dos puntos de fuga a los lados (perspectiva de dos puntos, perspectiva por puntos de distancia, a la holandesa) o tres puntos, en el que uno se deja fuera de la horizontal.

Este planteamiento básico que hace el dibujanto, en la fotografía, se manifiesta con las tres posibles posturas del fotógrafo:
Puede apuntar tu cámara hacia la pared del fondo, hacia el fondo de la calle, pero sin inclinar la cámara y eso te dará la perspectiva de un punto. Es la central, en la que todas las líneas perpendiculares a la película fugan a un punto situado frente a tu cámara, en el centro del objetivo, y en el horizonte.

También puede apuntar tu cámara hacia la esquina de la calle, de manera que lo que antes era frontal a la cámara ahora quede fugado. Acabas de imitar la perspectiva holandesa, la de dos puntos. La que se dibuja trazando los puntos de distancia que son los puntos de fuga de las líneas a 45º y paralelas al suelo. Lo importante es, nuevamente, no inclinar la cámara. Porque es la única manera de respetar las proporciones del edificio.

Y la tercera opción es, una vez que estás mirando a la esquina, inclinar la cámara para ver el techo. Entonces las verticales, que antes eran paralelas a la película, de repente quedan fugadas y hay entonces tres puntos de convergencia: los dos de distancia de las paredes que hacen esquina y las verticales que se unen en el cielo.
El problema al mirar hacia arriba es que cambias las proporciones del edificio. Y la proporción es una de las variables visuales que debemos respetar al acercarnos a una obra ajena como es la arquitectónica.
About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las tres perspectivas

  1. Amy dijo:

    Acabo de llegar de Holanda y allí, sobre todo en Amsterdam, están las casas dobladas, porque están construidas sobre el agua, y con el tiempo se deslizan ¿es eso lo que se llama ” a la holandesa”?
    Saludos fotográficos,
    Eva.

  2. .TRG. dijo:

    Me parecieron interesantísimas tus clases de fotografía arquitectónica. La pena es que nunca pudiesemos profundizar en los temas :)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s